Cerdo Vietnamita: Algunos consejos (I)

En este post queremos dar algunos consejos a todas las personas que tienen a un cerdo vietnamita como mascota.

Debemos tener en cuenta lo siguiente:

– Evitar el estrés: Lo mejor para la correcta adaptación del cerdo vietnamita es tratarlo con cariño y paciencia para enseñarle a ser una buena mascota, dócil y equilibrada.
Como dueños debemos ser pacientes, tranquilos y tener capacidad de mando.
– Conocer el origen de nuestra mascota:Es muy importante conocer el origen de la familia de nuestro cerdo vietnamita. Es básico saber si el cerdito ha sido destetado a tiempo y si su madre es una cerdita dócil, ya que seguramente él también lo será. Los cerditos vietnamitas destetados antes de tiempo y criados en libertad serán mucho más difíciles de adiestrar y presentarán más problemas de comportamiento.
– Darle afecto: Los cerdos vietnamitas son cariñosos y sensibles y demanadan altas dosis de cariño a sus dueños. Al principio debemos ir poco a poco y con cuidado para ir descubriendo qué zonas le gusta que le acaricien y cuales no.
– Compañía: El cerdo vietnamita necesita necesita sentir que forma parta de un grupo, de una comunidad, y nosotros, como dueños, debemos ayudarle a integrarse en nuestra familia. Esto no implica que el cerdo no pueda quedarse solo unas horas o unos días. También es bueno que tenga contacto con personas que no sean de su familia y con otros animales para que sea sociable y dócil.
– Autoridad y disciplina: Aunque nos haga mucha gracia cuando es pequeño no podemos “reirle las gracias” y dejarle pasar ciertos comportamientos, los cuales nos van a molestar cuando sea adulto, y que ya no se van a poder corregir. Debemos ser autoritarios desde  el principio prohibiendo lo que no nos guste y premiando las buenas acciones.